Usted está aquí

#CULTUREcovid19

La movilización cultural de las ciudades y los gobiernos locales en la crisis del COVID-19

La humanidad se enfrenta a un enorme desafío. La crisis del COVID-19 tiene un impacto en todas las dimensiones de nuestras vidas: la salud pública, el sistema laboral, la interacción social, el debate político, el uso del espacio público, la economía, el medio ambiente y la vida cultural.

El COVID-19 está afectando muy gravemente la vida cultural de nuestras comunidades. Las bibliotecas, los monumentos, los centros cívicos, los museos y todos los espacios culturales han sufrido con varias semanas de confinamiento; algunos de ellos siguen cerrados, otros se están preparando para volver a abrir con medidas relativas al distanciamiento físico. Se han cancelado las actuaciones, los festivales, los desfiles, los carnavales y los eventos del patrimonio intangible, y todavía hay mucha incertidumbre sobre cómo esos eventos volverán en actividad. La presencia virtual de las instituciones y organizaciones culturales ha crecido de forma exponencial. Los trabajadores de los sectores culturales, que a menudo se encuentran en una situación ya precaria (autónomos, freelancers) pueden quedar durante meses sin ningún tipo de ingresos. La participación activa de todas las personas en la vida cultural de la comunidad se ve muy perjudicada por el COVID-19, al igual quae el bienestar y la calidad de nuestras democracias.

Lo que hemos hecho:

Lo que estamos preparando:

  • una serie de webinars sobre cultura y la localización de los ODS
  • la segunda parte de nuestro informe sobre la crisis

La Comisión de Cultura de CGLU actualiza periodicamente esta página. La compartimos en Twitter, usando la etiqueta #CULTURAcovid19.

Esta página es parte de la iniciativa BeyondTheOutbreak, una “Experiencia de Aprendizaje en Vivo: más allá de la respuesta inmediata al brote” (“Live Learning Experience: beyond the immediate response to the outbreak”), desarrollada por CGLU.

 

1. Seguimiento de las acciones de las ciudades y los gobiernos locales

Las ciudades y los gobiernos locales están luchando para garantizar los derechos culturales de todas las personas. Las ciudades y los gobiernos locales, con sus trabajadores, actores e instituciones, están haciendo enormes esfuerzos para mantener las actividades y aliviar la sensación de aislamiento de la gente:

  • nuevas posibilidades de acceso al patrimonio y al conocimiento
  • la sostenibilidad económica y financiera del sector cultural
  • Monitore, datos y análisis del impacto
  • la protección y la promoción de los derechos culturales
  • cooperación, solidaridad y nuevos impulsos para el desarrollo sostenible
  • imaginando el futuro de la cultura más allá de la pandemia


A continuación, se enumeran algunos ejemplos de las medidas adoptadas:


Sobre el papel fundamental de las ciudades en esta crisis:

 

2. Iniciativas de las redes culturales   

 

3. Manifiestos, recursos, análisis de impacto y más  

 

4. Lectura de artículos y publicaciones  

Artículos y entradas sobre el impacto de la crisis en nuestras sociedades. Entre entrxs, François Matarasso, José Luis de Vicente y Olga Subirós.

 

5. El futuro

La serie sobre los tiempos después de la COVID-19

Hemos encargado estos breves artículos:

Aparecerán nuevas obras de teatro, libros, música, bailes, juegos... Habrá que inventar nuevos rituales y festivales para celebrar la vida humana y llorar a los que la han perdido (palabras del vídeo elaborado por la Ciudad de Lyon que tratan de definir "¿Qué es una ciudad?").

Durante la crisis, en el confinamiento, en lugar del distanciamiento social debemos practicar el distanciamiento físico y la solidaridad social. Aprovechemos también el momento para detenernos y reflexionar, como nuestrxs amigxs de Culture Action Europe han sugerido, y aquí adaptamos y reproducimos:

¿En qué mundo queremos vivir una vez superada la crisis? ¿Estamos listos para repensar nuestras aspiraciones colectivas e individuales en relación con nuestras comunidades y nuestros bienes comunes? ¿Estamos preparados para tomar medidas para abordar juntos el cambio climático y reconocer el papel fundamental de la cultura para un desarrollo justo? ¿Estaremos preparados para abordar las desigualdades sociales, situar el bienestar en el centro y poner la solidaridad por encima de los beneficios económicos inmediatos?

En lugar de volver a los negocios como de costumbre, ¿tendremos todos el valor de implementar cambios sistémicos drásticos? Si lo logramos, saldremos de esta crisis más unidos, seres humanos más fuertes que comparten una Agenda 2030 verdaderamente sostenible.

Esta crisis mundial demuestra la necesidad de multiplicar exponencialmente la colaboración de todos los gobiernos, tal como evidencia nuestra interdependencia. En estos tiempos difíciles, nos comprometemos a promover, más que nunca, los derechos culturales de todas las personas, y a actuar juntas para que estos derechos sean protegidos, promovidos, garantizados y cumplidos.

 

¿Qué más podemos hacer? No duden en enviarnos un mensaje usando el correo debajo:
info (at) agenda21culture.net